A las ocho en punto según mi reloj Fossil me desperté asustado. Mi avión partía a las once de la mañana y yo todavía estaba en la cama. Había olvidado retrasar una hora todos los relojes debido al cambio horario del invierno, por tanto eran las 7:00. Me sentí aliviado al acordarme. Tenía otra hora más.

Casarme en Venecia con mi novia era una idea conmovedora que me emocionaba, pero hacer los preparativos estaba agotando mis energías. Disfrutaríamos de uno de esos magníficos cruceros desde Valencia que van hasta Venecia. Pensabamos efectuar varias excursiones, se organizaban excursiones para cruceros en todas las ciudades donde el barco atracaba. Finalmente nos casaríamos en una góndola. Lo reconozco, estaba inquieto…

Conforme terminaba de vestirme recordé que mi novia me tenía encargado recoger dos de sus chaquetas de cuero en la tintorería. El problema es que no me acordaba de dónde tenía el resguardo. Me puse a navegar por Internet para encontrar un teléfono de contacto de la tintorería para comentarles que iría sin ticket. Encendí apresurado el ordenador, y cuando me iba a conectar a Internet maldije aquél día en el que decidí contratar un adsl barato. Juré que a la próxima elegiría una mejor oferta adsl para naver traquilo en situaciones parecidas.

No podía soportar que aquello fuese tan lento. Quería tirar el maldito ordenador contra la pared o sumergirlo dentro de los acuarios baratos que tenía recién montados en casa. Me distraigo con una mosca, las cosas como son. Uno de esos banners apareció de la nada para intentar convencerme de comprar zapatos online baratos. Mi reloj marcaba las 7:45 y mi intención era dejar mi apartamento a las ocho para llegar a tiempo al aeropuerto y la tintorería. A causa de las prisas podría llegar sudado a la cita con mi novia cosa que no me hacía mucha gracia.

Ahora tenía todo listo. Apagué el ordenador. Eché los auriculares bluetooth al cajón. Cogí una revista de cruceros y otras fruslerias, enseñaban un magnífico transatlántico con personas disfrutando de sus equipamientos y bolas de golf, presumían también de maravillosos relojes y preciosos bolsos de Carolina Herrera. A continuación salí de mi casa.

Cogí la moto para ir más rápido… pero ya se sabe cómo son las prisas. Lo cierto es que iba un poco nervioso… las tonterías con las que uno se distrae por tener tantas cosas en la cabeza y tanta prisa… Bueno pues cogí las chaquetas de cuero y poco después me pegué un golpazo contra un enorme comercio de televisores led baratos. Esas ofertas de Samsung televisores me habían hecho trizas…

Ojeé de nuevo el reloj. Las 9:00 am. Para montar en el avión debía presentar mis billetes antes de las diez o no podría subir. ¿De qué forma podría llegar a Valencia si no cogía el avión? ¡No debía perder tiempo!

Por supuesto que no todo iban a ser malas noticias. No hacía desde que conseguí un nuevo seguro para la moto. Estuve estudiando comparativas de seguros del hogar en un sitio de confianza y me ofrecieron un dos por uno con el que conseguí un seguro de ciclomotor barato y bien bueno.

Firmé los papeles del seguro con el de la tienda de televisores y otra vez salí corriendo… esta vez hacia el aeropuerto.

Las 9:30. Estaba a 5 Km. de mi destino. De repente, mientras conducía la moto lo más deprisa que podía y me cambiaba una y otra vez de carril, confirmé mis sospechas. ¡Había dejado en casa mis sacos de dormir! Mi novia quería relarle unos sacos de dormir a sus tíos de Valencia que son muy camperos.

La cuestión es que no había tiempo para eso. Dos minutos antes del cierre pude entregar, sofocado y sudoroso, el billete de avión. ¿Pero sabes una cosa? Realmente mereció el esfuerzo. Después de todo, uno desea casarse sólo una vez en la vida.

Si alguna vez has pensado que comprar zapatos online es una tontería piénsalo otra vez. Actualmente las zapaterías online te ofrecen variedad, comodidad y buen precio. Descubrirás que cuentas con todas las garantías necesarias para hacer de la experiencia de comprar zapatos en internet un verdadero placer.

La enorme variedad disponible en calzado hace que comprar zapatos online, por muy raros que puedan ser tus gustos, sea un placer para aquellos que saben lo que quieren o están dispuestos a investigar un poquito. Si por el contrario no tienes claro qué calzado quieres podrías acabar un poco loco. En caso de no tener muy claro lo que buscas, párate un poco a pensar qué necesitas antes de meterte en la red o sus mil y una maravillas te distraerán sin que puedas contar con un resultado concreto al final del día.  También conviene recordar que hay personas con problemáticas específicas como, por ejemplo, la estatura que pueden necesitar zapatos con alzas  y no tenerlos disponibles en su localidad. Muchos simplemente desean conservar en privado su identidad. Puede que desees tener en tu posesión el último modelo de calzado que ha sacado una firma norteamericana o que estés empeñado en llevar esos zapatos italianos imposibles de conseguir en España y que tanto te gustaron al vérselos puestos a tu actor favorito.

La comodidad que ofrecen las zapaterías online es vital para entender el enorme atractivo que supone para muchos comprar zapatos online. Para conquistar clientes de todo el mundo y ganar terreno a las tiendas físicas de zapatillas y calzado las tiendas online de zapatos funcionan las 24 horas del día, muchas te ofrecen garantía de devolución y gastos de envío gratis para que no corras ningún riesgo y cuentan con tablas para que puedas calcular con muy poco margen de error la talla de zapato que necesitas. Estas ventajas son fundamentales para multitud de clientes que no cuentan con demasiado tiempo libre. Tal vez porque llevan una vida realmente ajetreada. Otros piensan que no merece la pena pasar un par de horas en la calle y  prefieren pasar un rato navegando en su casa, sentados frente a su ordenador a las diez de la noche o después de acostar a los niños.

La esperanza de comprar zapatos online baratos es una gran motivación para la mayoría. Los costes generalmente mucho más reducidos que tiene una empresa virtual permiten al cliente encontrar precios descontados. Además comprar zapatos online está cada día más de moda porque la tremenda competencia entre comerciantes favorece las opciones del cliente. Seguramente ya dedicas un rato a mirar las noticias. a leer recetas de cocina o a descubrir cómo decorar mejor tu casa, ¿por qué no dedicar una rato a buscar y comparar tus modelos favoritos de zapatos y averiguar hasta qué punto puedes salir ganando?
En definitiva, comprar zapatos online, no es ninguna tontería si valoras la comodidad, la variedad y los buenos precios. Navega un poco y encontrarás los zapatos perfectos para ti.

Fuente del artículo http://www.articulo.org/13381/zapatosonline1

Antes de que existiera el comercio electrónico con sus infinitas posiblidades y llegara internet permitiéndonos aprender idiomas o a decorar la casa, comprar calzado era cosa de salir a dar un paseo hasta el centro comercial más próximo o acercarse a una zapatería de confianza.

Salir de compras resulta muy divertido para algunos y tremendamente aburrido para otros. Tanto si eres de los que lo pasan fenomenal yendo de compras como si te gusta tanto como ir al dentista ahora tienes otra opción. Ya puedes comprar zapatos online de todo tipo de proveedores y de todas las partes del mundo a unos precios que, en muchas ocasiones, te sorprenderán.

Realmente el poder está en tus manos. Ahora los consumidores tienen la última palabra y más opciones que nunca. Para un comerciante es temible saber que con un sólo clic de tu ratón puedes dejar de lados sus ofertas y pasar de una tienda a otra fácilmente, sin esfuerzo y sin sentirte culpable por ello. Comprar zapatos online es cada día más común y tiene algunas importantes ventajas. Por ejemplo, hoy en día comprar zapatos online es seguro, sencillo y cómodo, puedes efectuar tus compras las 24 horas porque internet nunca duerme, nunca cierra. Al comprar calzado online podrás disfrutar de privacidad y tranquilidad en la serenidad de tu casa. Si lo deseas puedes investigar cómo te quedarían tus modelos favoritos de zapatos y zapatillas con distintas vestimentas y si no te gustan puedes dejarlos o devolverlos.

Muchos minoristas venden su calzado con devolución y gastos de envío gratuitos. Comprar tus zapatos en internet puede ahorrarte tiempo. Ir de tienda en tienda requiere mucho tiempo y antes de que te des cuenta te has pasado la tarde del viernes de compras y sin jugar con tus hijos o salir con los amigos. En unos minutos puedes visitar y comparar varias ofertas de calzado gracias a internet. Tan pronto como adquieras un poco de práctica y experiencia te convertirás en un fenómeno y sabrás dónde comprar zapatos online baratos, buenos y bonitos. Tienes una amplísima selección a tu disposición. Variedad de modelos, marcas, precios… Las últimas tendencias están al alcance de un clic, en algún lugar de la web y si sabes lo que quieres lo encontrarás.

Si todavía no sabes lo que necesitas la red te dará mil ideas. Puedes encontrar chollos y zapatos que te van y están al alcance de tu bolsillo. Al existir muchísima competencia los consumidores se benefician de mejores alternativas. Los precios suelen ser mejores porque los costes son inferiores a los de una tienda física.

Fuente del artículo http://www.articulo.org/13381/zapatosonline1

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.